llamarada en el sol

El Sol

Israel Gil Andani Astronomía, El Sol, Sistema Solar Leave a Comment

El Sol

10 cosas que necesitas saber sobre el Sol:

  1. El sol es una estrella. Una estrella no tiene superficie sólida, es una bola de gas de 92.1 % de hidrógeno (H2) y un 7.8% de helio (He), que se mantiene unida por su propia gravedad.
  2. El Sol es el centro de nuestro sistema solar y supone sobre un 99.8% de la masa de sistema solar en su conjunto.
  3. Si el Sol fuera tan alto como una típica puerta principal, la Tierra sería del tamaño de un Nickel (moneda de 5 céntimos de dólar).
  4. Al no ser el Sol un cuerpo sólido, distintas zonas rotan a diferentes velocidades. En el ecuador, el sol gira una vez cada 25 días, pero en los polos el sol rota sobre sí mismo cada 36 días Tierra.
  5. La atmósfera solar (una delgada capa de gases) es donde observamos características como las manchas solares y llamaradas.
  6. Orbitan el Sol, ocho planetas, por lo menos cinco planetas enanos, decenas de miles de asteroides y de cientos de miles a 3 trillones de cometas y cuerpos helados.
  7. El Sol no posee anillos.
  8. Aeronaves están constantemente aumentando nuestro conocimiento del sol – desde Genesis (que recogió muestras del viento solar y las llevo a la Tierra) hasta SOHO, STEREO, THEMIS y muchos más que examinan las características del Sol, su interior y como interactúa con nuestro planeta.
  9. Sin la intensa energía del Sol, no habría vida en la Tierra.
  10. La temperatura en su núcleo es de alrededor de 15 millones de grados Celsius.

Sol ultravioleta

Incluso en un día relativamente tranquilo, el Sol está ocupado. Esta imagen en ultravioleta muestran brillantes e incandescentes arcos de gas fluyendo alrededor de las manchas.

La estrella central de nuestro sistema solar, el Sol, ha inspirado historias mitológicas en culturas por todo el mundo, incluidas la de los antiguos Egipcios, los Aztecas de Méjico, tribus de Nativos Americanos de América del Norte y Canada, los Chinos y muchos más. Un número de antiguas culturas construyeron estructuras de piedra o modificaron las formaciones de roca natural para marcar los movimientos del Sol y de la Luna – ellos trazaron las estaciones, crearon calendarios y vigilaron los eclipses solares y lunares. Estos lugares arquitectónicos muestran evidencias de deliberados alineamientos hacia los fenómenos astronómicos: salida del sol, salida y puesta de la luna, incluso de estrellas y planetas. Muchas culturas pensaban que la Tierra permanecía inmóvil y el sol, otros planetas y las estrellas giraban a su alrededor. Los Antiguos Griegos astrónomos y filósofos ya conocían este concepto geocéntrico en el siglo VI a.C..

Sol - Tierra

Tamaño aproximado de la Tierra comparada con el Sol.

El Sol es la estrella más cercana a la Tierra, a una distancia media de nuestro planeta de 149.60 millones de kilómetros. Ésta distancia es conocida como unidad astronómica (abreviado AU), y es la unidad para medir distancias por todo nuestro sistema solar. El Sol, una enorme esfera mayormente de gas ionizado, mantiene la vida aquí en la Tierra. La conexión e interacciones entre el Sol y la Tierra, producen las estaciones, las corrientes oceánicas, el tiempo y el clima.

Alrededor de un millón de Tierras cabrían dentro del Sol. Se sostiene por la atracción de la gravedad, produciendo inmensas presiones y temperaturas en su núcleo. El Sol está formado por 6 regiones – el núcleo, la zona de radiación, y la zona convección en el interior; la superficie visible (la fotosfera); la cromosfera; y la zona más exterior – la corona.

Marte y Sol

Puesta de Sol en Marte.

En el núcleo, la temperatura es de alrededor de 15 millones de grados Celsuis, suficiente para mantener la fusión termonuclear. La energía producida en el núcleo enciende el Sol y produce básicamente todo el calor y la luz que recibimos en la Tierra. La energía del núcleo es transportada hacia el exterior por la radiación, que salta por la zona de radiativa, costándole alrededor de 170 000 años en llegar desde el núcleo a la zona de convección. La temperatura cae hasta los 2 millones de grados Celsuis en la zona de convección, donde grandes burbujas de plasma caliente (una sopa de átomos ionizados) se mueven hacia arriba.

La superficie del Sol – la fotosfera – es una región de 500 km de grosor, desde donde la mayor parte de la radiación del Sol escapa hacia arriba, y es detectada como la luz solar que observamos aquí en la Tierra alrededor de 8 minutos después de dejar el Sol. Las manchas solares en la fotosfera son áreas con grandes campos magnéticos que se encuentran más fríos, y por lo tanto, más oscuros que las zonas que las rodean. El número de manchas solares aumenta y disminuye cada 11 años como parte de la actividad cíclica del Sol. También conectados con estos ciclos están las brillantes llamaradas solares y las enormes eyecciones de masa coronaria expulsadas por el sol.

Comparación tamaño estrellas

Nuestro Sol comparado con otras estrellas.

La temperatura en la fotosfera es de alrededor de 5 500 grados Celsuis. Sobre la fotosfera descansa la tenue cromosfera y la corona. La luz visible de estas zonas es normalmente demasiado débil para ser observada junto a la brillante fotosfera, pero durante los eclipses solares totales, cuando la Luna cubre la fotosfera, la cromosfera se puede ver como un aro rojo alrededor del sol mientras que la corona forma una preciosa corona blanca con plasma saliendo hacia afuera, formando los puntos de la corona.

La temperatura aumenta con la altitud, alcanzando hasta los 2 millones de grados Celsuis. La fuente del calor de la corona ha sido un misterio durante más de 50 años. Interesantes soluciones han surgido de las observaciones de las misiones SOHO y TRACE, que encontraron parches de campos magnéticos cubriendo toda la superficie solar. Los científicos creen que esta “alfombra” magnética es la fuente del calor intenso en la corona. La corona se enfría rápido, perdiendo tanto calor como radiación, y formando el viento solar – un torrente de partículas cargadas que fluye hasta el filo del sistema solar.

Fechas significativas:

– 150 d. C.: Un escolar griego llamado Claudius Ptolomeo escribe el Almagest, formalizando el modelo del sistema solar con la Tierra en su centro. El modelo fue aceptado en el Siglo XVI.
– 1543: Nicolaus Copernicus publica, “La revolución de las esferas celestes”, describiendo su modelo heliocéntrico (Sol en el centro) del sistema solar.
– 1610: Primeras observaciones de las manchas solares a través de un telescopio por Galileo Galilei y Thomas Harriot. Las observaciones de Galileo de Júpiter confirman que nuestro sistema posee al Sol en su centro.
– 1645 a 1715: La actividad solar se reduce casi a cero, causando posiblemente una pequeña edad de hielo en la Tierra.
– 1860: Los observadores de eclipses ven estallidos masivos de material del Sol; es grabada por primera vez una eyección de masa coronal.
– 1994: La aeronave Ulysses realiza las primeras observaciones de las regiones polares.
– 2004: La aeronave de la NASA Genesis, obtiene muestras del viento solar a la Tierra para su estudio.
– 2006: Ulysses comienza su fase tercera de pasadas para obtener datos del polo norte y sur del Sol.
– 2007: La misión STEREO de la NASA obtiene la primera imagen en tres dimensiones del Sol.
– 2009: Después de 18 años, la misión Ulysses termina. Ulysses fue la primera y única aeronave en estudiar el Sol a altas latitudes.

Fuente: NASA. Solar System.
Traducción: Israel Gil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *