Cometa C2001 Q4

Cometas

Israel Gil Andani Astronomía, Cometas, Sistema Solar Leave a Comment

10 cosas que necesitas saber sobre los cometas:

  1. Si el Sol fuera tan alto como una puerta principal, la Tierra sería del tamaño del un “nickel”, el planeta enano Plutón del tamaño de una cabeza de alfiler y el cometa más grande del Cinturón de Kuiper (de unos 100 km de grosor, lo que supone alrededor de una veinteava parte del tamaño de Plutón) sería sólo del tamaño de un grano de polvo.
  2. Los cometas de corto periodo (cometas que orbitan el sol en menos de 200 años) residen en una región helada conocida como el Cinturón de Kuiper, más allá de la órbita de Neptuno de alrededor de 30 a 55 U.A.. Los cometas de largo periodo (cometas con grandes e impredecibles órbitas) se originan en las zonas más alejadas de la Nube de Oort, que se encuentra de cinco mil a cien mil U. A. del Sol.
    Rosseta: Cazador de Cometas

    Rosseta: Cazador de Cometas

  3. Los días en los cometas varían. Un día en el cometa Halley varía entre 2.2 a 7.4 días tierra ( el tiempo que le cuesta al cometa Halley rotar o dar una vuelta sobre sí mismo). El cometa Halley realiza una órbita completa alrededor del Sol (un año en este tiempo del cometa) en 76 años tierra.
  4. Los cometas son bolas de nieve cósmicas de gases congelados, roca y polvo.
  5. Un cometa se caliente al acercarse al sol y desarrolla una atmósfera o coma. La coma puede ser de cientos de miles de kilómetros de diámetro.
  6. Los cometas no poseen lunas.
  7. Los cometas no poseen anillos.
  8. Más de 20 misiones han explorado cometas desde varios puntos de vista.
  9. Los cometas pueden no ser capaces de soportar vida por ellos mismos, pero pueden haber traído agua y compuestos orgánicos – los ladrillos para la formación de vida – a través de colisiones con la Tierra y otros cuerpos del sistema solar.
  10. El cometa Halley hace su aparición en el británico Bayeux Tapestry en el año 1066, el cual relata el derrocamiento del Rey Harold por William El Conquistador en la Batalla de Hastings.


En el pasado lejano, la gente era atemorizada y alarmada por los cometas, percibiéndolos como estrellas de largos cabellos que aparecían en el cielo sin previo aviso e impredeciblemente. Los astrónomos chinos mantuvieron extensos registros escritos durante siglos, incluyendo ilustraciones de los tipos característicos de sus colas, el tiempo en que aparecían y desaparecían, y sus posiciones en el cielo. Estos anales históricos de los cometas han probado ser fuentes de gran valor para astrónomos posteriores.

Cometa Hartley 2

Vista sorprendente de chorros activos en el inusual cometa Hartley 2.

Sabemos que los cometas son los restos del comienzo de nuestro sistema solar alrededor de hace unos 4.6 billones de años, y que consisten mayormente en hielo revestido con material oscuro orgánico. Se les ha denominado como “sucias bolas de nieve”. Probablemente contengan importantes respuestas sobre la formación de nuestro sistema solar. Los cometas pueden haber traído agua y otros componentes orgánicos, los ladrillos para la formación de vida, a la Tierra temprana y otras partes del sistema solar.

Cometa McNaught

Cometa McNaught poniéndose sobre el Océano Pacífico.

Como teorizó el astrónomo Gerard Kuiper en 1951, un cinturón con forma de disco de cuerpos helados existe más allá de Neptuno, donde la población de cometas oscuros orbitan el Sol en el campo de Plutón. Estos objetos helados, ocasionalmente son empujados por la gravedad a órbitas que los atraen más cerca del Sol, pasando a llamarse cometas de corto periodo. Con un periodo de menos de 200 años en orbitar el Sol, en muchos casos su aparición es predecible porque ya han pasado con anterioridad. Menos predecibles son los cometas de largo periodo, muchos de los cuales provienen de una región llamada la Nube de Oort a alrededor de 100000 Unidades Astronómicas (esto es, 1000000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol) del sol. Estos cometas de la Nube de Oort, puden tener órbitas tan grandes que les puede costar hasta 30 millones de años en completar una vuelta al rededor del Sol.

Cada cometa posee una pequeña parte congelada, llamada núcleo, a menudo de no más de unos pocos kilómetros de grosor. Los núcleos contienen trozos de hielo, gases congelados con pedazos de polvo incrustado. Un cometa se calienta conforme se aproxima al Sol y desarrolla una atmósfera o coma. El calor del Sol provoca que los hielos del cometa se transformen en gases, por lo que la coma se agranda. La coma se puede extender cientos de miles de kilómetros. La presión de la luz solar y de las particulares solares a altas velocidades (viento solar) pueden arrastrar el polvo y gas de la coma lejos del Sol, algunas veces formando una brillante y larga cola. Los cometas en realidad tienen dos colas – una cola de polvo y una de iones (gas).

Cometa Tempel 1

Detalles del cometa Tempel 1.

La mayoría de los cometas viajan a una distancia segura del Sol – el cometa Halley no se acerca a más de 89 millones de kilómetros. Sin embargo, algunos cometas, llamados “rasantes” , impactan directamente en el Sol o se aproximan tanto que se frenan y evaporan.

Los científicos han querido durante tiempo estudiar los cometas con mayor detalle, tentados por las pocas imágenes de 1986 del núcleo del cometa Halley. La aeronave de la NASA, Deep Space 1, sobrevoló el cometa Borrelly en 2001 y fotografió su núcleo, de un tamaño de aproximadamente 8 kilómetros.

La misión de la NASA Stardust, sobrevoló exitosamente a 236 kilómetros del núcleo del cometa Wild 2 en enero del 2004, recogiendo partículas cometarias y polvo interestelar como muestras para devolverlos a la Tierra en 2006. Las fotografías tomadas durante este cercano sobrevuelo de un cometa, muestran chorros de polvo y una textura de la superficie irregular. Los análisis de las muestras sugieren que los cometas pueden ser más complejos de lo que en principio se pensó. Minerales formados cerca del Sol u otras estrellas fueron encontrados en la muestras sugiriendo que materiales de las regiones más internas del sistema solar viajaron a las regiones más externas donde los cometas se formaron.

Cometa Halley

Cometa Halley en 1986.

Otra misión de la NASA, Deep Impact, consistió en un sobrevuelo de la aeronave y un impactor. En julio del 2005, el impactor fue liberado en dirección al núcleo del cometa Tempel 1 en una colisión planificada que evaporó al impactor y expulsó masivas cantidades de fino material en polvo de debajo de la superficie del cometa. En su ruta de impacto, la cámara del impactor fotografió el cometa con cada vez mayor detalle. Dos cámaras y un espectómetro de la aeronave de sobrevuelo, gravó la dramática excavación que ayudó a determinar la composición interior y estructura del núcleo.

Después de su exitosa misión principal, la aeronave Deep Impact y la Stardust se encontraban bien y fueron enviadas a adicionales sobrevuelos de cometas. La misión de Deep Impact, EPOXI, contenía dos proyectos: DIXI, que se encontró con el cometa Hartley 2 en noviembre de 2010; y la investigación EPOCh, que buscó planetas del tamaño de la tierra alrededor de otras estrellas en su ruta hacia Hartley 2. La NASA volvió al cometa Tempel 1 en 2011, cuando la misión NExT observó cambios en su núcleo desde el encuentro con Deep Impact en el 2005.


Fechas significativas:

– 1070 – 1080: El cometa más tarde designado como el Cometa Halley es dibujado en el Bayeux Tapestry, una crónica de la Batalla de Hastings de 1066.
– 1449 – 1450: Astrónomos realizan uno de los primeros esfuerzos conocidos en registrar las trayectorias de los cometas a través del cielo.
– 1705: Edmond Halley publica que los cometas de 1531, 1607 y 1682 son el mismo objeto y predice su vuelta en 1758. El cometa llega según lo previsto y es más tarde denominado Cometa Halley.
– 1986: Una flota internacional de cinco aeronaves se concentra en el Cometa Halley cuando realiza su regular (alrededor de 76 años) aproximación a través del sistema solar interior.
– 1994: En el primer observado impacto planetario por un cometa, asombrados científicos ven como fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9 se estrella contra la atmósfera de Júpiter.
– 2001: Deep Space 1 sobrevuela y fotografía el cometa Borrelly.
– 2004: La aeronave de la NASA, Stardust, recoge muestras del cometa Wild 2 y fotografía su núcleo.
– 2005: El impactor del Deep Impact, choca contra el cometa Tempel 1 para permitir a los científicos estudiar el interior de su núcleo.
– 2006: La cápsula de muestras del Stardust aterriza en Utah llevando partículas cometarias y polvo interestelar.
– 2009: Científicos anuncian que el aminoácido glycine, un ladrillo para la formación de vida, fue recogido por la aeronave Stardust del cometa Wild 2.
– 2010: La aeronave Deep Impact estudia su segundo objetivo cometario, Hartley 2, un pequeño e hiperactivo cometa.
– 2011: La aeronave Stardust se encuentra con Tempel 1 y captura vistas del lugar de impacto del Deep Impact, del lado apuesto del núcleo y de la evolución de la superficie del cometa.

Fuente: NASA. Solar System.
Traducción: Israel Gil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *