Galaxia de Andrómeda Messier 31

La Galaxia de Andrómeda – Messier 31

Israel Gil Andani Astrofotografía C.P., Galaxias Leave a Comment

Messier 31 es la conocida Galaxia de Andrómeda, la más grande de las que forman parte del Grupo Local de galaxias que también incluye a la nuestra, la Vía Láctea. Es el objeto Messier más brillante del firmamento, y es posible verla a simple vista desde un cielos sin contaminación y durante la luna nueva.

Fue descubierta por primera vez hace unos mil años por el astrónomo Persa, Abd-al-Rahman Al-Sufi, que la describió como una “pequeña nube” en su Libro de Estrellas Fijas. La primera persona en observarla a través de un telescopio fue el astrónomo alemán Simon Marius en diciembre de 1612. Sin conocer los hallazgos anteriores, también la descubrió Giovanni Batista Hodierna antes de 1654. Finalmente el 3 de agosto de 1764, Charles Messier la incluye en su catálogo. Durante este periodo se creía que era una nebulosa y era conocida como la Gran Nebulosa de Andrómeda. En 1887, Isaac Roberts desde su observatorio privado en Sussex (Inglaterra) consiguió las primeras fotografías que mostraban los primeros rasgos de una estructura en espiral. En 1912, Vesto Slipher desde el Lowell Observatory en Flagtaff, Arizona, determinó la naturaleza extragaláctica de la galaxia y su velocidad de 300 km/s.

En la actualidad es una de las galaxias más estudiadas, entre otras cosas por su tamaño aparente y parecido con nuestra Vía Láctea. Conocemos datos como la distancia que nos separa de la Galaxia de Andrómeda, que es de unos 2.9 millones de años-luz, que tiene un diámetro de 250000 años-luz y que podría contener hasta 1 trillón de estrellas (1×10^12). Su tamaño es alrededor del doble del de nuestra galaxia, con una masa aproximada de 300 a 400 billones de masas solares. También se sospecha que podría poseer un doble núcleo, probablemente de una colisión y absorción de otra galaxia más pequeña.

Acompañando a Galaxia de Andrómeda, encontramos otra galaxia, Messier 32, que interactúa con ella y es probablemente responsable de la alteración de la estructura en espiral en uno de sus brazos. También observamos en la parte inferior derecha de la imagen otra galaxia, conocida como Messier 110.

Messier 31 la podemos encontrar en la constelación de Andrómeda, justo a continuación de la constelación de Pegaso.

Mapas Ubicación:

Messier 31

Messier 31

Datos del objeto:

– Nombre del Objeto: Messier 31.
– Otras designaciones: NGC 224.
– Tipo: Espiral Sb.
– Constelación: Andrómeda.
– Ascensión Recta: 00 : 42.7 (h:m).
– Declinación: +41 : 16 (deg:m).
– Distancia: 2.9 millones años-luz.
– Magnitud aparente: 3.4 (mag).
– Tamaño: 63′ x 178′ (arc min).


Datos de la Captura:

– Fecha y hora: 2013-10-31, 21:28h UT.
– Montura: SW NEQ6 Pro.
– Tubo/Lente: GSO 200/1000
– Corrector Baader MarkIII.
– Cámara: Canon EOS 550D (mods.)
– Filtros: Hutech IDAS LPS P2.
– Capturas: 80 Lights + 44 Darks + 50 Flats.
– Iso: 800.
– Exposición: 200 segundos por toma. Total: 4 horas y 23 minutos.
– Seeing: 1.5 arcseg. (Fuente: meteoblue).
– Software: Backyard EOS, PHD, Deep Sky Stacker, Pixinsight.

Cada vez que intento fotografiar un objeto aprendo algo nuevo que espero que me sirva para las siguientes pruebas. En este caso, me he dado cuenta que debido a mis cielos he expuesto un poco demasiado; quizás con exposiciones más cortas, de unos 150 segundos hubiera sido suficiente ya que he tenido bastantes problemas con el procesado del fondo. De hecho, esta imagen no he sido capaz de procesarla con Photoshop y he tenido que pedir ayuda a mi amigo Juan Aguado Escobar (en los foros Juan Agu) quien me ha guiado paso a paso en el procesado con Pixinsight, por lo que el mérito del procesado es totalmente suyo. Desde aquí le doy una vez más las gracias.

También me he dado cuenta, que en un lado de la imagen, las estrellas, me han salido un poco alargadas e incluso se observa como algunas más brillantes tienen unas spicas dobles. Pienso que debido a que la cámara no está perfectamente alineada, por lo que tendré que revisar y alinear el enfocador y espejo secundario para las siguientes fotografías.

Por lo demás, en general, estoy contento, ya que no esperaba obtener tanta información desde unos cielos tan contaminados como los que sufro, y porque aunque poco a poco, sigo aprendiendo y consiguiendo mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *